Miles de manifestantes exigen en Cancún compromisos contra el cambio climático

Cancún (México), 7 dic (EFE).- Varios miles de campesinos, indígenas y representantes de organizaciones no gubernamentales se manifestaron hoy en distintos puntos de Cancún (México) para exigir a las naciones reunidas en la Cumbre del Clima compromisos contra el calentamiento global.

Los manifestantes recorrieron diversas calles de este balneario mexicano ya que el fuerte dispositivo de seguridad impidió que llegaran a la sede de la Cumbre que se celebra en un aislado resort de lujo y en un centro de convenciones, ambos a más de 20 kilómetros de la localidad turística.

Dos marchas convocadas por distintas organizaciones provocaron el caos circulatorio en Cancún y cortes intermitentes en la carretera que une esta ciudad con la de Playa del Carmen, en la Riviera Maya.

Cientos de diferentes redes y organizaciones sociales participaron en una marcha en el centro de la ciudad que concluyó frente a la sede del gobierno local para exigir a los países reunidos en Cancún acuerdos en las negociaciones climáticas que llevan a cabo.

A esta movilización, convocada por la organización “Diálogo Climático-Espacio Mexicano (ESMEX), asistieron, unas 4.000 personas.

Los manifestantes expresaron su oposición a los mecanismos de mercado que se pretenden imponer en la Cumbre de Cancún, como la captación y almacenamiento de CO2, el programa contra la deforestación (REDD), el actual modelo de producción industrial de agrocombustibles, la energía nuclear y la geoingeniería.

Según un comunicado repartido por los organizadores, con su acción exigen “un proceso democrático y transparente para que no se repita la conducta exclusiva, opaca y antidemocrática de la negociación” como la ocurrida en la Cumbre de Copenhague, el pasado año.

Recordaron que los países desarrollados, como máximos responsables del cambio climático, son los encargados de promover un acuerdo ambicioso, legalmente vinculante y justo, en referencia a la necesidad de establecer un segundo periodo del Protocolo de Kioto, que vence en 2012, al que se oponen algunas naciones como Japón.

Los organizadores informaron que en otras 30 ciudades del continente americano hubo movilizaciones de campesinos en contra de unas decisiones en la Conferencia climática de Cancún que no se consideran favorables a los pueblos sino a las empresas.

En paralelo, otra marcha convocada por Vía Campesina y Amigos de la Tierra salió del centro de Cancún para recorrer la Avenida Tulum a pie y en varios autobuses.

En la marcha, que llegó a ocupar un kilómetro y medio, participaron campesinos e indígenas, muchos de ellos llegados desde Bolivia, que portaban fotografías del mandatario del país, Evo Morales, y de Ernesto “Ché” Guevara.

Entre otros reclamos, exigieron libertad para los presos indígenas acusados de crímenes ambientales, el abandono del maíz transgénico y el fin de la comercialización de la tierra.

En la sede de la Cumbre, en el Hotel Moon Palace, una treintena de activistas, que acudieron a ofrecer una rueda de prensa, protestaron contra la orientación de la COP16, que a su juicio beneficia a las empresas y no toma en cuenta a los pueblos.

“Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza” y no al mecanismo contra la degradación forestal en el que se trabaja (REDD) en una jornada a la que se le está llamando “Día de Acción Mil Cancuns para la Justicia Climática”.

“Estamos preocupados porque vemos que el Gobierno de México está tratando de sacar un acuerdo de Cancún pero con el espíritu de Copenhague, tanto en los procesos como en los contenidos. Somos testigos de reuniones paralelas que se han establecido”, dijo Ricardo Navarro, portavoz de Amigos de la Tierra Internacional.

Campesinos marchan contra el cambio climático en Cancún

(AFP) Varios miles de campesinos emprendieron una kilométrica marcha este martes hacia el lugar donde se celebra la conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático de Cancún, para exigir un “acuerdo que respete a los pueblos del mundo”.

Convocados por asociaciones rurales y por la organización internacional Vía Campesina, los miles de campesinos partieron en una soleada mañana del centro de Cancún hacia un lujoso hotel, situado a más de 20 km, donde representantes de más de 190 países están reunidos hasta el viernes negociando el futuro de la lucha contra el cambio climático.

“Es urgente un acuerdo de reducción a 50% de los gases de efecto invernadero y estamos exigiendo a Estados Unidos, a Japón, a China y al G8 que cedan ante esa petición de los pueblos del mundo”, dijo a la AFP Rafael Alegría, de Vía Campesina de Honduras, rodeado de centenares de banderas arcoiris símbolo de la Madre Tierra y banderas verdes de los campesinos.

“Es mejor que (los negociadores de Cancún) no lleguen a ningún acuerdo a que obtengan un mal acuerdo”, dijo a la AFP Ash-Lee Woodard de la alianza Grass Root Global Justice de Estados Unidos.

Al son de tambores, matracas y zampoñas de viento bolivianas, cantaban “la tierra no se vende, se ama y se defiende” y enarbolaban pancartas en las que podía leerse consignas como “Soberanía Alimentaria Ya” y “Los bosques no son materias primas”.

“En mí país las revoluciones se hacen con marchas, andamos, andamos muchos días para defender nuestros derechos”, afirma Pablo Paniagua, de Bolivia.

La propuesta boliviana de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático, organizada en Cochabamba, es el ideal de acuerdo climático para los participantes de esta marcha, un acuerdo que respete a los pobladores tradicionales y pequeños productores indígenas.

“Me da mucha vergüenza la postura que está teniendo mi país, Japón, en esta conferencia, porque lo que defendemos aquí es que los países desarrollados asuman sus responsabilidades por lo que han hecho al planeta y para salvar a la tierra”, afirma Akiyo Mitsukawa, una militante del movimiento de agricultores familiares de Japón.

Desde el inicio de la conferencia, el 29 de noviembre, Japón ha dejado muy clara su negativa a firmar un segundo periodo de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero bajo el Protocolo de Kioto, cuya primera fase expira a finales de 2012.

Bajo el lema “Miles de Cancún por la Justicia Climática”, esta protesta está apoyada, según sus organizadores, por manifestaciones simultáneas en varias ciudades de México, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa.

“Son para la gente que no puede estar aquí hoy”, afirma Woodard.

Los campesinos sufren directamente el impacto del cambio climático con fenómenos extremos como los cada vez más frecuentes y violentos huracanes que devastan sus cosechas y la dramática disminución del agua en amplias regiones.

Campesinos y activistas exigen acciones contra el cambio climático

Alrededor de 2,500 campesinos y activistas ambientales marchan por diferentes partes de Cancún para exigir acciones contra cambio climático

CANCÚN (CNNMéxico) — Alrededor de 2,500 campesinos e integrantes de organizaciones de la sociedad civil comenzaron a marchar esta mañana por las grandes vías de Cancún con el fin de manifestarse para exigir acuerdos y por que Cancún 2010 no se convierta en una réplica de Copenhague 2009, donde faltó un compromiso firme de los líderes mundiales en contra del calentamiento global.

Cifras de policías municipales de Benito Juárez, donde se encuentra el centro turístico de Cancún, señalan que alrededor de 1,000 campesinos agrupados bajo el movimiento Vía Campesina se dirigen hacia el Moon Palace, la sede en la que se llevan a cabo las negociaciones en el marco de la 16 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 16).

A una distancia de 1.5 km del Moon Palace, se instaló un retén con 1,000 elementos de la Policía Federal que bloquea el paso, aunque hasta las 12:50 los integrantes de Vía Campesina aún no llegaban a ese punto.

En el centro de la ciudad, a unos 40 km del complejo turístico, alrededor de 1,500 integrantes de organizaciones de la sociedad civil comenzaron a marchar sobre una de las principales avenidas del centro de Cancún y se dirigen hacia el ayuntamiento municipal.

Entre los asistentes a estas dos manifestaciones, se encuentran personas provenientes de países asiáticos como Bangladesh, India, Filipinas, Corea del Sur, de países europeos como Noruega, Alemania, Francia y de países latinoamericanos como Bolivia, Colombia, Costa Rica, El Salvador, entre otros.

Raúl Benet, de la Campaña Global por la Acción Climática (GCCA por sus siglas en inglés) dijo que se esperaba la participación de 100 organizaciones de la sociedad civil y 3,000 participantes que se irían integrando a la protesta a lo largo del día.

También frente a las instalaciones de la sede oficial de la COP 16, unos 20 ciudadanos manifestaron su apoyo a las protestas callejeras que encabeza Vía Campesina y exigieron respeto a la “madre tierra”.

Al contingente se unió el representante de la delegación boliviana, Pablo Solón, quién pidió impulsar la movilización ciudadana para poder cambiar el rumbo de las negociaciones de la cumbre climática.

“Un “Cancunhagen” sería una tragedia para la humanidad. Necesitamos un acuerdo (…) para salvar a la naturaleza y a la humanidad”, explicó.

Los activistas y el delegado boliviano hicieron alusión a la COP 15 que se celebró en 2009 en la capital danesa, Copenhague (Copenhagen, en inglés), donde los estados parte no lograron llegar a grandes acuerdos para tener un régimen climático global.

La protesta dentro del Moon Palace inició en rechazo del programa de Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación (REDD) que se discute en la COP 16. Los grupos inconformes aseguraron que REDD implica desalojos, usurpación de tierras y destrucción de la biodiversidad.

Bajo la consigna “Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza”, los manifestantes exigieron respetar los derechos de los pueblos indígenas sobre la madre tierra y no impulsar programas que “comercialicen a los bosques”.

A las 16:00 horas, tiempo local, se inauguran oficialmente las sesiones de alto nivel en la COP 16, donde jefes de estado y ministros participarán en las negociaciones internacionales que buscan alcanzar un acuerdo en materia de cambio climático.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *