Los miembros de la red internacional “Justicia Climática Ahora!” exigen a sus gobiernos que apoyen las propuestas de la Cumbre de Cochabamba

Durante las últimas Negociaciones Climáticas celebradas en Bonn en Agosto, se presentaron una serie de propuestas concretas ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), con el fin de avanzar las negociaciones para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de una forma nueva y positiva.

Las principales reivindicaciones que surgieron de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (Cochabamba, Abril 2010) han sido incorporadas al texto que está siendo negociado por el Grupo de Trabajo Especial sobre Cooperación a Largo Plazo (GTE-CLP) bajo la CMNUCC.

En la Conferencia de Cochabamba se reunieron más de 35.000 personas de 140 países, representando a gobiernos y a la sociedad civil, para debatir algunas partes de las negociaciones de la CMNUCC, así como temas exigidos por las organizaciones sociales y los pueblos indígenas del mundo. De este proceso resultó el Acuerdo de Cochabamba, que incorpora temas como las causas estructurales de la crisis climática, la agricultura y la soberanía alimentaria, la pérdida de la armonía con la naturaleza, la importancia de crear un marco vinculante que permita identificar y juzgar los crímenes climáticos, y el desarrollo de una democracia global para que los pueblos puedan decidir en un tema que afecta a toda la humanidad y a nuestro planeta.

Las propuestas específicas del Acuerdo de Cochabamba que han sido incluídas en los textos son:

  • La reducción en un 50% de las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero por parte de los países del Anexo 1, con un segundo periodo de compromiso con el Protocolo de Kyoto para los años 2013 a 2017.
  • La estabilización de la subida de las temperaturas en 1ºC y en 300 partes por millón de dióxido de carbono en la atmósfera.
  • Que se garantice una distribución equitativa del espacio atmosférico, teniendo en cuenta la deuda climática en emisiones de los países desarrollados.
  • El respeto absoluto de los Derechos Humanos y los derechos inherentes de los pueblos indígenas, mujeres, niños/as, emigrantes, campesinos/as y otros/as pequeños/as productores/as.
  • El reconocimiento absoluto de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
  • El reconocimiento y la defensa de los Derechos de la Madre Tierra para asegurar la armonía con la naturaleza.
  • Que se garantice el cumplimiento de los compromisos adquiridos por los países desarrollados a través de la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática.
  • Que se rechacen los mecanismos de los mercados de carbono, que transfieren la responsabilidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los países desarrollados hacia los que están en vías de desarrollo.
  • Que se promuevan medidas que cambien los patrones de consumo de los países desarrollados.
  • Que se promuevan políticas nacionales que puedan apoyar los mercados locales y la soberanía alimentaria en lugar de beneficiar a los mercados globales y la exportación.
  • Que se adopten las medidas necesarias en todos los foros relevantes para excluir de las leyes de propiedad intelectual a las tecnologías que mitigan el cambio climático.
  • Los países desarrollados deberán dedicar el 6% de su producto nacional bruto a acciones relacionadas con Cambio Climático que reparen la deuda ecológica de los países del Norte y que se inviertan en medidas de adaptación y mitigación en los países del Sur.
  • Que se gestionen de forma integrada los bosques para la mitigación y adaptación, sin aplicar los mecanismos de mercado y con la plena participación de los pueblos indígenas y comunidades locales.
  • Que se prohíba la conversión de bosques naturales y otros ecosistemas valiosos en plantaciones, ya que los monocultivos no pueden ser considerados bosques, y en su lugar se promueva la protección y conservación de los bosques naturales.
  • La gestión de los fondos y de las políticas relacionadas con el cambio climático debe quedar bajo el gobierno de la CMNUCC.

Le instamos a que apoye estas propuestas y a que actúe para asegurarse de que se mantienen en los textos a negociarse en el próximo encuentro en Cancún, México. También exigimos que rechace la aprobación del mal-llamado “Acuerdo de Copenhague”, que no fue un acuerdo del COP15 y fue redactado de forma no transparente y antidemocrática, en reuniones cerradas y por parte de un pequeño grupo de gobiernos poderosos, para ser impuesto después al proceso global con el objetivo de desestabilizar y descarrilar a la CMNUCC, en la que todos los países tienen los mismos derechos.

Finalmente, solicitamos que el Gobierno estadounidense se haga a un lado y que el resto del mundo avance, y que la UE se muestre más ambiciosa respecto a los objetivos del Protocolo de Kyoto.

Es hora de que la CMNUCC emprenda políticas decididas para abordar la crisis climática. Los Gobiernos deben asumir compromisos ambiciosos y legalmente vinculantes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de forma radical, y empezar una transición que se aleje de los modelos insostenibles de producción y consumo.

Les instamos a rechazar las soluciones falsas y a adoptar políticas coherentes y soluciones reales basadas en los principios de la justicia climática para erradicar las políticas y las causas que son la raíces reales del problema del cambio climático.

Atentamente,

Los Miembros de Climate Justice Now!

AITEC-IPAM – France, Amis de la Terre – France, ATTAC – France, Brazilian Network for Integration of Peoples – Brazil, Campania per la Riforma della Banca Mondiale (CRBM) – Italy, Canadians for Action on Climate Change – Canada, Carbon Trade Watch, Centre for Civil Society, University of KwaZulu-Natal – South Africa, Climate SOS – US, Corporate Europe Observatory – Belgium, Council of Canadians – Canada, EarthPeoples, Ecologistas en Acción, – Spain, ETC Group, Fair – Italy, FASE, Solidarity and Education – Brazil, FERN, Focus on the Global South, Fundación por el Futuro – Spain, Friends of the Siberian Forests – Russia, Fundación Solón – Bolivia, Global Exchange – US, Global Forest Coalition, Global Justice Ecology Project – US, Grassroots International, Hemispheric Social Alliance – Americas, Human Nature, IBON – Philippines, Jubilee South, Jubilee South – Americas, Jubilee South – Asia/Pacific Movement on Debt and Development (JSAPMDD), La Via Campesina, Legambiente – Italy, Movement Generation: Justice and Ecology Project – US, North East Peoples Alliance – India, Peoples Movement on Climate Change, Platform – UK, Society for Threatened Peoples International, Solidarity Workshop – Bangladesh, Sustainable Energy & Economy Network, IPS – US, Transnational Institute, World Rainforest Movement


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *